EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

27jul10


El interrogatorio del ex director de inteligencia del DAS muestra que la Presidencia ejercía la dirección de las operaciones de contrainteligencia


En lo que hasta el momento es el testimonio más comprometedor de la participación de la presidencia de Colombia en el escándalo provocado por la utilización de operaciones de contrainteligencia, el ex director de inteligencia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), afirmó que el presidente Álvaro Uribe y algunos de sus colaboradores cercanos sabían de las operaciones y, en algunos casos, las coordinaron.

La transcripción íntegra del interrogatorio de Fernando Alonso Tabares Molina ante la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema, tomado los días 9 y 13 de julio de 2010, está disponible en el sitio documental del Equipo Nizkor, en la página especializada sobre Inteligencia militar y paramilitarismo en Colombia, y es necesaria su lectura como complemento de este programa de Radio Nizkor.

Una de las primeras conclusiones derivadas de sus declaraciones es la confirmación de que, como dijimos en nuestro comunicado de 18 de junio de 2009, el Estado Mayor militar y civil que dirigió las operaciones mencionadas recibió órdenes expresas de incorporar en los planes de guerra a las organizaciones de derechos humanos, periodistas de investigación y jueces de las Altas Cortes y, por lo tanto, fueron considerados como "blancos", y algunos específicamente como "objetivos".

Fernando Alonso Tabares Molina es oficial naval retirado de la Armada de la República de Colombia; ingresó a dicha institución en enero de 1977 y a lo largo de su carrera en la misma desempeñó cargos de comando de unidades a flote en el Magdalena Medio, en la fuerza naval del Caribe y en la fuerza naval del Pacífico.

Según consta en su declaración, realizó todos los cursos de ascenso, se desempeñó también como oficial de planta en las escuelas de formación de oficiales y suboficiales, y, en cargos en tierra, se desempeñó como comandante del puerto naval avanzado en Puerto Bolívar, Guajira, y como comandante del grupo de tarea en Turbo, Antioquia.

Específicamente en el área de inteligencia fue nombrado subdirector de la Dirección de Inteligencia de la Armada en el año de 1993, desempeñándose como subdirector de análisis, haciendo énfasis en inteligencia externa, y luego fue fundador y primer director de la Escuela de Inteligencia de la Armada Nacional con sede en Cartagena.

En el año de 1996 se desempeñó como jefe del departamento de inteligencia de la fuerza naval del Caribe. En el año 2000, como jefe del destacamento de inteligencia de la fuerza naval del Pacífico y en el año 2002 asumió la Dirección de Inteligencia de la Armada, haciéndose cargo de la reestructuración de la inteligencia naval con la creación de su especialidad, otras estructuras a nivel nacional como las regionales de inteligencia, y la jefatura de inteligencia tal cual existe hoy día.

Durante ese lapso también participó, según su declaración, en la promulgación y desarrollo de la ley de inteligencia, que en ese entonces se preparó con el senador CLOPATOFSKY y el Viceministro de Defensa ANDRÉS PEÑATE.

Ocupó el cargo de director hasta diciembre de 2004 y en el año 2005 fue designado como agregado naval ante la República de Brasil, regresando a Colombia el 6 de noviembre de 2006. A partir de entonces fue destinado a apoyar la labor del Viceministro de Defensa, JAIME JARAMILLO, formulando y desarrollando la política de desmovilización de mandos medios de los grupos narcoterroristas, proyecto éste que fue presentado al Ministro de la Defensa, doctor JUAN MANUEL SANTOS, y que se encuentra actualmente vigente.

Posteriormente, el doctor ANDRÉS PEÑATE lo invitó a que participara en el proceso meritocrático para el cargo de Director General de Inteligencia del DAS, concurso al que se presentó siendo ganador del mismo y asumió el cargo de Director General de Inteligencia del DAS el 14 de mayo de 2007, siendo aún oficial en servicio de la Armada Nacional, por lo que lo asumió en comisión de servicio, situación ésta que se mantuvo hasta el 12 de diciembre de 2007, fecha en la cual fue retirado oficialmente del servicio en la Armada Nacional.

El ex Jefe del Departamento de Inteligencia del DAS explica que desde la época del doctor ANDRÉS PEÑATE, ya existía el proyecto de la separación de las labores de Contrainteligencia e Inteligencia, para lo cual se había proyectado la creación de una Dirección General de Contrainteligencia, aclarando que bajo la administración del doctor PEÑATE, el Gobierno nacional le quitó al departamento de Inteligencia la ingerencia en todo lo relacionado con la labor de asuntos internos, lo cual quedó plasmado en un documento legal, afirmando que cree que se plasmó en un decreto.

Continúa afirmando Fernando Tabares que, de todos modos, esto se extendió inclusive a las demás labores operativas de contrainteligencia y se formalizó más aún cuando dentro del proyecto de reestructuración del DAS adelantado por la administración del doctor PEÑATE y continuado en la administración de la doctora MARIA DEL PILAR HURTADO, se dio como un hecho, o decisión ya tomada, la creación de dicha Dirección General de Contrainteligencia.

Es más, esta independencia generó algunos roces o problemas internos con las otras subdirecciones de inteligencia, ya que se realizaron algunos movimientos de personal y equipos sin contar con la autorización del Director General de Inteligencia, y, por lo tanto, Tabares debió someter el asunto para que la Dirección General del DAS tomara una decisión al respecto.

Afirma en su declaración que en una reunión del Comité Ejecutivo donde la planteó se le manifestó que efectivamente Contrainteligencia no dependía de él, sino que dependía únicamente de la Dirección General del DAS, continuando su dependencia administrativa, es decir, personas, equipos y demás, de la Dirección General de Inteligencia hasta que surgiera un documento oficial que la separaba absolutamente de la Dirección General de Inteligencia. Entonces, hubo muchas órdenes o instrucciones impartidas por la Dirección General del Departamento hacia la subdirección de Contrainteligencia a las cuales dice no haber tenido acceso ni haber sido informado.

En lo que respecta a las subdirecciones de inteligencia restantes, es decir, Análisis, Fuentes Humanas y Operaciones, se dio instrucción de incrementar las labores de búsqueda de información. Es así como se reclutan y se ubican fuentes con acceso a la información, las cuales comienzan a entregar información relevante y privilegiada con respecto a dicha Senadora [refiriéndose a Piedad Córdoba], en la medida en que las instrucciones dadas por la Dirección General del Departamento tenían que ver con actividades específicas, como el caso de la asistencia de la Senadora Piedad Córdoba a algún evento público en una universidad o alguno de sus viajes al exterior, y esto se hacía a su vez por instrucciones de la Casa de Nariño; entonces se hacía un esfuerzo para cubrir dichos eventos y suministrar la información de lo allí ocurrido de manera rápida y oportuna para que fuera entregada a la Presidencia de la República.

MUSICA

Para una mejor comprensión de lo que queremos decir reproducimos las definiciones que incluimos en nuestro comunicado de 22 de octubre de 2009 y que están tomadas del manual específico para estas operaciones editado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos bajo el título "U.S. Army Counterinsurgency Handbook" en su edición de 2007, cuya revisión estuvo a cargo del Teniente General David Howell Petraeus, quien estuvo al frente del Mando Central de los Estados Unidos y ejerció también el mando de la Fuerza Multinacional desplegada en Iraq, estando actualmente al frente de las operaciones en la denominada Guerra de Afganistán:

El manual mencionado define lo que es "Contrainteligencia", siguiendo la definición conjunta (de las distintas Fuerzas), como la "Información recabada y actividades conducidas para proteger(se) contra el espionaje, otras actividades de inteligencia, sabotaje, o asesinatos, llevados a cabo por, o a cargo de, gobiernos extranjeros o elementos de los mismos, organizaciones o personas extranjeras, o actividades terroristas internacionales."

Según la definición del ejército norteamericano: "La contrainteligencia contrarresta o neutraliza la actividad de recabación de información de inteligencia mediante la recolección [de información], investigaciones de contrainteligencia, operaciones, análisis y producción, y servicios funcionales y técnicos. La contrainteligencia incluye todas las acciones adoptadas para detectar, identificar, explotar y neutralizar las actividades multidisciplinarias de inteligencia de amigos, competidores, oponentes, adversarios y enemigos..."

El mismo manual define así lo que considera Operaciones de información y dice, que según la definición conjunta, se trata de "La utilización integral de las principales capacidades de la guerra electrónica, las operaciones de redes informáticas, las operaciones psicológicas, las operaciones de engaño, y la seguridad de las operaciones, en concierto con otras capacidades relacionadas y de apoyo, para influir, deshacer, corromper o usurpar la toma de decisiones -tanto humanas como automatizadas- del adversario, al tiempo que se protege la propia..

Y según la definición del ejército norteamericano las operaciones de información son "La utilización integral de las principales capacidades de la guerra electrónica, las operaciones de redes informáticas, las operaciones psicológicas, las operaciones de engaño, y la seguridad de las operaciones, en concierto con otras capacidades relacionadas y de apoyo, para afectar y defender la información y los sistemas de información e influir en la toma de decisiones.

Como demuestra el caso colombiano, estas técnicas son incompatibles con el desarrollo de las libertades civiles en cualquier sociedad y, debido al desarrollo técnico y al avance de los sistemas de simulación sociológica, permiten el control político social de una sociedad, en este caso de la colombiana, dejando a los ciudadanos en total indefensión ante el uso masivo de estas técnicas.

Nuestra intención como organización especializada en la aplicación del derecho penal internacional es agotar todos nuestros esfuerzos para que los responsables de estos hechos sean llevados ante un tribunal y depuradas sus responsabilidades según los estándares existentes en el derecho internacional humanitario y en el derecho penal internacional, los cuales son de aplicación obligada por parte de la justicia colombiana.

Las operaciones de contrainteligencia forman parte de lo que se considera "inteligencia ofensiva" y tienen la finalidad de eliminar a los "objetivos" usando para ello todo tipo de medios humanos, técnicos y militares. Conllevan, como se ha probado en estos casos, la reconstrucción de toda la red social y familiar de los perseguidos.

No cabe duda alguna de que este tipo de operaciones clandestinas e ilegales tienen como consecuencia la manipulación de los hechos, la alteración de los sistemas sociales y la destrucción de las organizaciones consideradas "blancos". Dado su alcance en el tiempo, más de diez años, afecta a las familias, a los hijos de las víctimas y obligan a cursos de acción que no son los que las organizaciones hubieran decidido en una accionar libre del acoso de la contrainteligencia del DAS.

Tampoco hay duda legal alguna de que este tipo de persecución incluía la interceptación de todas las comunicaciones (teléfonos fijos, móviles, faxes, micrófonos en las oficinas, correos electrónicos, acceso a los ordenadores, robo de documentos digitales, así como la instalación de micrófonos en los domicilios particulares de los afectados) y el seguimiento permanente de los afectados por la operación, así como de sus familiares, amigos y relaciones personales.

Estas operaciones englobaban los viajes al extranjero de los afectados. Para la ejecución de las mismas, según surge de los documentos, se recurre a todos los medios posibles para "bloquear" sus actividades en terceros países como por ejemplo: seguimiento fotográfico en los aeropuertos, en las reuniones con otras personas y con organizaciones extranjeras, solicitudes de bloqueos de Visas para la entrada en la Unión Europea y en los Estados Unidos e, incluso, se recurrió a operaciones de acoso en otros países por sus propios medios o por medio de colaboración de organizaciones de inteligencia de otros países.

MUSICA

Fernando Alonso Tabares Molina citó además de al presidente Álvaro Uribe Vélez, al secretario privado del presidente, Bernardo Moreno, y al secretario jurídico de la presidencia, Edmundo del Castillo, así como al más cercano asesor personal del mandatario, José Obdulio Gaviria, y al asesor en comunicaciones Jorge Mario Eastman.

Uribe ha negado reiteradamente cualquier participación de él o sus colaboradores en esas actividades y su más reciente negativa se produjo el mes de junio de 2010, en respuesta a un interrogatorio de la fiscalía.

El presidente Uribe declaró por escrito ante la Fiscalía: "Debo manifestar de manera categórica que nunca impartí de manera directa o por interpuesta persona, bajo ninguna circunstancia [...] instrucción alguna tendiente a que en el DAS se realizaran actividades ilegales, tales como interceptaciones o seguimientos a los magistrados de altas cortes, campaña de desprestigio para miembros de la oposición, políticos o persona alguna, ni ninguna actuación similar".

Tabares afirmó que a principios de septiembre de 2007 durante un desayuno de trabajo con Bernardo Moreno y con la entonces directora del DAS, María del Pilar Hurtado, en el Metropolitan Club de Bogotá, Moreno le dijo que "el interés del presidente de la República es que el DAS lo mantuviera informado sobre cuatro temas principales: la Corte Suprema de Justicia, los senadores de oposición Piedad Córdoba y Gustavo Petro y el periodista Daniel Coronell, columnista de la revista Semana."

Para la fecha del encuentro Uribe estaba preocupado porque se había enterado de que el magistrado auxiliar Iván Velásquez investigaba los vínculos de su primo segundo, Mario Uribe, con grupos paramilitares, hecho éste que quedó demostrado por la orden de detención por concierto para delinquir agravado cursada por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema el 24 de febrero de 2010.

Tabares afirmó que la subdirección de contrainteligencia intervino los correos electrónicos de los asesores de la senadora, la siguió hasta España e infiltró una fuente de información entre su equipo de seguridad.

En marzo del 2008 la doctora MARIA DEL PILAR HURTADO manifiesta que por órdenes o instrucciones de la Casa de Nariño se debe apoyar a la Senadora NANCY PATRICIA GUTIÉRREZ en un debate que ésta tenía pensado hacerle a la Senadora PIEDAD CÓRDOBA en el Congreso de la República y por esto da instrucciones a Tabares y a la doctora MARTA LEAL para que toda la información que tuvieran sobre la Senadora Piedad Córdoba le fuera entregada a la Senadora GUTIÉRREZ a fin de que ésta la utilizara en dicho debate, lo cual efectivamente se hizo, tal y como puede imformar ampliamente, según Tabares, la doctora MARTA LEAL.

Es importante, dice Tabares, que la Fiscalía tenga en cuenta que en los años 2007 y 2008 hubo una serie de eventos que directa o indirectamente involucraban a la Casa de Nariño y que de una u otra forma originaron órdenes de ésta hacia el DAS.

Tabares, en el interrogatorio declara expresamente:

    "Quiero iniciar con el caso que se denominó, casoTASMANIA el cual tiene su origen el 10 de septiembre de 2007 por una supuesta intención del magistrado auxiliar IVÁN VELÁSQUEZ en involucrar al señor Presidente de la República con unas masacres perpetradas por paramilitares en el departamento de Antioquia, el 26 de septiembre se abre el proceso en la Fiscalía General de la Nación contra el senador MARIO URIBE, primo del señor Presidente de la República y el 29 de septiembre la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO por instrucciones del doctor BERNARDO MORENO, según ella misma nos lo manifestó, ordena que la doctora MARTA LEAL se desplace a la ciudad de Medellín a recibir una información que tenía relación con el supuesto complot del magistrado IVÁN VELÁSQUEZ.

    El 1 de octubre la doctora MARIA DEL PILAR HURTADO ordena que la doctora MARTA LEAL se desplace nuevamente a Medellín a fin de recibir otra información, lo cual ella realiza entregándole nuevamente a la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO la información requerida, posteriormente yo me entero que la información recibida se refería a una carta manuscrita por el sujeto paramilitar conocido como alias TASMANIA en la cual le informaba al señor Presidente de la República de las supuestas intenciones del magistrado IVÁN VELÁSQUEZ y que el motivo del segundo viaje de la doctora MARTA LEAL fue porque el primer documento enviado era una copia y lo que se requería en la Casa de Nariño era el original. Tiempo después la doctora MARTA LEAL manifestó que quien le entregó uno de esos dos documentos en Medellín fue el conductor del doctor MARIO URIBE.

    Luego, más o menos entre noviembre y diciembre del 2007 la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO nos cita a mí y al capitán JORGE LAGOS a su oficina y nos manifiesta que en la Casa de Nariño el doctor BERNARDO MORENO le había puesto en conocimiento de un supuesto plan de infiltración a la Corte Suprema de Justicia por parte de un sujeto denominado ASCENCIO REYES, considerando que eso era un tema exclusivo de contrainteligencia de Estado la orden principal recayó en el capitán JORGE LAGOS y la subdirección de Contrainteligencia, y yo como director de Inteligencia asumí la verificación sobre la información disponible que hubiera del señor ASCENCIO REYES y cualquier otra relacionada con este caso.

    Esto se unió con el requerimiento inicial de información sobre la Corte Suprema de Justicia que hiciera el doctor BERNARDO MORENO y es así como la subdirección de Fuentes Humanas informa sobre la existencia de una fuente en dicha Corporación a través de la cual se recibía información que era analizada y entregada a la Directora General con destino a la Casa de Nariño, esta fuente inclusive llegó a entregar expedientes que fueron requeridos por la Casa de Nariño, según lo manifestado por la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO y uno de los que recuerdo era el de la Senadora NANCY PATRICIA GUTIÉRREZ. Por instrucciones de la Directora quien recibía ese material, o sea lo de los expedientes, era su ayudante privado CAMILO ROJAS y a partir de allí no sé qué se hacía con esa información.

    También la fuente anteriormente mencionada obtuvo o realizó grabaciones de algunos temas discutidos al interior de la Corte Suprema de Justicia, los cuales fueron también entregados a la Directora con destino a la Casa de Nariño, quiero aclarar que a la Directora siempre se le entregaron fueron documentos elaborados con base en lo que la fuente entregaba, o sea que nunca se entregaban audios que esta fuente hubiese obtenido allá.

    En lo que me manifestó el subdirector de Fuentes Humanas en relación a las fuentes que suministraban información con la Corte Suprema de Justicia, es importante aclarar que una de ellas era funcionario de la Policía Nacional, el cual fue trasladado en algún momento pero se continuó recibiendo información de otras fuentes que permanecieron al interior de la Corporación e inclusive por la información que suministraban creo que una de ellas pertenecía al esquema protectivo del magistrado auxiliar IVÁN VELASQUEZ o hacía parte de su entorno laboral, era alguien muy cercano a él.

    Es importante también aclarar que no solamente la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO conoció y llevó a la Casa de Nariño información suministrada por esta fuente, sino que también los doctores JOAQUÍN POLO y FELIPE MUÑOZ conocieron de esta fuente y llevaron información suministrada por esta fuente a la Casa de Nariño.

    Durante el mes de junio de 2008 la doctora MARÍA DEL PILAR HURTADO nos cita a mí y al capitán JORGE LAGOS a su despacho, y cuando yo llegué la encontré acompañada de la periodista SALUD HERNÁNDEZ - MORA, me la presentó y estuvimos hablando de cosas intrascendentes hasta la llegada del capitán JORGE LAGOS, una vez éste llegó, nos indicó que por instrucciones también de la Casa de Nariño había que entregarle cierta información a la citada periodista con relación a lo que nosotros denominamos el caso PASEO y en consideración de que quién tenía, por así decirlo, toda la información en relación con eso era el capitán JORGE LAGOS, terminada la charla en el despacho de la señora Directora, yo salí del mismo y JORGE LAGOS quedó, por así decirlo, a cargo de la citada periodista, quien posteriormente el 15 de junio de 2008 publica una columna en El Tiempo que tituló 'La paja en el ojo ajeno', en la que comentaba algunos temas relacionados con algunos magistrados de La Corte."

Con relación a esta periodista en otra declaración en sede judicial el coordinador del Grupo Observación de Nacional e Internacional (GONI) del DAS, Germán Albeiro Ospina, quien también se acogió al principio de oportunidad, aseguró que Salud Hernández Mora era una de las que se prestaban para las campañas de contrainteligencia en contra de los "blancos" del DAS.

Salud Hernández-Mora es corresponsal del diario español "El Mundo" de Madrid; dirigió la delegación colombiana de la conocida empresa de tratamiento de imagen, Burson Marsteller. Preparó y escribió el prólogo de libro hagiográfico sobre Carlos Castaño "Mi Confesión" y ha escrito un libro promocional sobre Lucho Garzón titulado "Un polo a tierra".

Acusó en 2005 al entonces Magistrado Jaime Araujo Rentería , hecho que fue denunciado por éste y, con la información actual, no cabe duda que ese ataque fue parte de las operaciones de contrainteligencia en contra de los magistrados.

En España integró el gabinete de imagen del Banquero Mario Conde, antes de que éste fuera condenado por estafa. Fue asesora en las elecciones gallegas para el Partido Popular y también fue asesora de imagen en la primera campaña del ex presidente del Gobierno Español José María Aznar.

La importancia de la declaraciones de Fernando Alonso Tabares Molina son obvias y, aunque no podemos medir su impacto en los procedimientos actuales sobre las operaciones de contrainteligencia del DAS, sí que sirven para comprender mejor los mecanismos que se utilizaron para lo que podríamos denominar el control político social de la sociedad colombiana.

Es posiblemente la primera vez que este tipo de operaciones de contrainteligencia militar utilizadas contra población civil, son probadas en sede judicial, lo que permite poder advertir de su uso en otros países con estructuras democráticas que con mayor o menos intensidad utilizan este tipo de medios para controlar a las organizaciones sociales, sindicales o incluso a instituciones del estado pertenecientes al sistema judicial de un país.

[Fuente: Transcripción programa de Radio Nizkor, Charleroi, 27jul10]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

Inteligencia militar y paramilitarismo
small logoThis document has been published on 27Jul10 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.